Qué vino antes, ¿el huevo o la gallina?  En Suplementos In·Vitta no podríamos daros una respuesta a esa pregunta, pero lo que sí podemos es hablaros sobre la yema del huevo, un verdadero tesoro nutricional.

En el blog de hoy os contaremos qué es y qué efectos tiene sobre nuestro organismo.

 

¿Qué es la yema de huevo?

Un huevo habitual se conforma de tres partes, la primera es la cáscara. La cáscara es la parte exterior del huevo, tiene un carácter rígido y puede ser de color blanco o marrón. Por otro lado, tenemos la segundaparte del huevo, la clara. La clara tiene un color transparente y al cocinarse de cualquier forma adquiere un tono blanco.

Por último, llegamos a la tercera y última parte del huevo, la yema. La yema de huevo es de color amarillenta, aunque a veces puede llegar a ser naranja, su color no varía, aunque se cocine. La yema de huevo es una fuente de vitaminas y minerales que durante mucho tiempo han hecho de este alimento un verdadero tesoro nutricional gracias a las propiedades que tiene y los beneficios que aporta.

La yema de huevo es uno de los pocos alimentos que contienen vitamina D de forma natural. Como algunos de vosotros habréis leído en blogs anteriores, la vitamina D no se produce por sí sola en nuestro organismo por ello necesitamos de alimentos o suplementos para poder incluirla en nuestras dietas. Este argumento ha sido el principal potenciador del consumo de huevos en países donde hay falta de sol. Encontramos ejemplos de un consumo masivo de huevos en países como Reino Unido, donde al día se consumen más de 29 millones de huevos según una encuesta realizada en 2020.

 

 

¿Qué efectos tiene la yema de huevo en nuestro organismo?

La yema de huevo es un nido de vitaminas, como ya mencionábamos antes, es uno de los pocos alimentos que proporciona de forma natural vitamina D, sin embargo, esta no es la única vitamina que nos aporta. La yema de huevo contiene vitaminas A, B, E, K, riboflavina, niacina y biotina, a su vez contiene fósforo,hierro, ácido fólico, selenio, zinc y muchos otros nutrientes que nuestro organismo no genera de manera natural y que aún así precisamos para mantener un estilo de vida saludable.

El consumo de la yema de huevo aporta una gran cantidad de nutrientes y de proteínas que, a diferencia de muchos alimentos, no se pierden al cocinarse. El huevo se puede consumir cocinado, crudo o en cualquier punto de cocción ya que las propiedades nutricionales del mismo no van a variar por exponerlo a calor o a frío.

La yema de huevo también tiene efectos energizantes ya que este pequeño tesoro nutricional contiene B12, la llamada “vitamina de la energía”.

A pesar de su pequeño tamaño, la yema de huevo contiene una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico muy beneficiosas para las personas que siguen una dieta alta en proteínas o que se encuentran en etapa de volumen.

 

¿Dónde puedo conseguir yema de huevo?

Compra Regenera Vitt de Suplementos In·Vitta. ¡Cómpralo aquí!

 

Artículos disponibles de pubmed

Anton M. Egg yolk: structures, functionalities and processes. J Sci Food Agric. 2013 Sep;93(12):2871-80. doi: 10.1002/jsfa.6247. Epub 2013 Jul 9. PMID: 23716191.

Mine Y. Egg proteins and peptides in human health–chemistry, bioactivity and production. Curr Pharm Des. 2007;13(9):875-84. doi: 10.2174/138161207780414278. PMID: 17430187.

Don`t copy text!